No todos los rufianes se apellidan Rufián

Parábola pastelera acerca de cuando Simplemente Dios resucitó a Mariano

Uno de los más difíciles retos que puede tener un Dios, aunque sea Simplemente Dios, es no cambiar nada para que nada cambie. Aún demostrado que el Gobierno del desgobierno era el Gobierno más efectivo, Simplemente Dios sabía que no era posible luchar contra los elementos.

Exclusivo para suscriptores

¡Apoya a Canarias Ahora! y podrás acceder a todos los números publicados. Suscríbete, eligiendo una de las siguientes opciones:

Suscripción Anual 50€
Pago seguro con Tarjeta a través de Stripe.
Acceso a todos los números publicados
Suscripción Mensual 5€
Pago seguro con Tarjeta a través de Stripe.
Acceso a todos los números publicados


Acceso al #170
2€ for 1 mes
pago mediante Tarjeta o Paypal

Etiquetas (Tags)