EL PENE, UNA NUEVA ARMA PARA LA DESOBEDIENCIA CIVIL

Atentado en la calle de La Cruz ¡Qué Cruz de calle!

En vez de ser las Fuerzas del Orden quienes esgrimían la porra, era el pajeador rebelde quien la mantenía en erección y fricción continua, sin interrupciones, sin darse siquiera un descanso o un ‘kit kat’. Se masturbaba en la vía pública, acción ofensiva descatalogada en el Ejército…

Exclusivo para suscriptores

¡Apoya a Canarias Ahora! y podrás acceder a todos los números publicados. Suscríbete, eligiendo una de las siguientes opciones:

Suscripción Anual 50€
Pago seguro con Tarjeta a través de Stripe.
Acceso a todos los números publicados
Suscripción Mensual 5€
Pago seguro con Tarjeta a través de Stripe.
Acceso a todos los números publicados


Acceso al #191
2€ for 1 mes
Pago seguro con Tarjeta a través de Stripe.

Etiquetas (Tags)